«Tal vez no podremos cambiar el mundo, pero con su donativo si podremos CAMBIAR EL MUNDO DE ALGUIEN…»

¡Conviértete en su héroe!

Ayúdamos a conectar hogares y corazones

Mujer mayor con su hija

Cierto día, llegó a mi oficina una mujer que radicaba en Nueva York y cuya madre de 93 años que ya no escuchaba bien residía en Chicago…

 

Por cuestiones económicas la hija solo viajaba a chicago cada uno o dos años, por lo tanto durante todo ese tiempo madre hija se perdían de compartir grandes acontecimientos por no poder ni siquiera comunicarse vía teléfono y por ignorar de la existencia de los teléfonos amplificados.

 

Les explicamos del programa de teléfonos amplificados  y de como funcionan. Enviamos a cada una de ellas a diferentes oficinas en el edificio para realizar la prueba de una llamada telefónica con los diferentes equipos amplificados… y a la madre se le abrieron los ojos enormemente al tomar el teléfono amplificado y darse cuenta que estaba escuchando la voz de su hija.

 

Después de la prueba nos despedimos y las dos mujeres salieron de mi oficina con una gran sonrisa. Al siguiente año madre e hija volvieron a mi oficina. La hija había venido de Nueva York a visitar a la madre y se habían tomado el tiempo para venir a decirme de cómo ése teléfono amplificado había hecho una gran diferencia en sus vidas.

 

Estaban muy felices; pues a partir de entonces ya no había día que no hablaran. La hija estaba al pendiente de su madre día y noche.

Dona ahora para el crecimiento de nuestra radio